Preparación

Antes de preparar tu café, se deben moler los granos hasta obtener partículas más pequeñas, cuyo tamaño varía desde levemente grueso a extremadamente fino. El tamaño de las partículas, la proporción específica de café y agua,el tiempo que el café está en contacto con el agua y la calidad del agua son fundamentales para conseguir una buena taza.

Si el café se ha molido demasiado grueso para la cafetera que se ha escogido, entonces, el agua pasará demasiado rápido a través del café y el resultado será una bebida aguada y sin cuerpo. Recuerda que una taza correcta tendrá entre un 18% y un 22% de extracción. Por otro lado, si el café se ha molido demasiado fino, el café obtenido será muy concentrado, resultando una taza amarga y astringente.

Como norma general, el punto de molienda debe ir acorde con el tiempo de preparación, se debería combiar a tiempos de preparación más largos con partículas más grandes (molido grueso) y a los tiempos de preparación más cortos partículas más pequeñas (más finas).

Si mueles el café en casa, asegúrate de que tu molino es de muelas, ya que la molienda tendrá una textura más uniforme y será más fácil obtener el punto adecuado para tu cafetera. Los molinos de cuchillas eléctricos tienen unas aspas metálicas cortan el café en vez de molerlo, resultando en partículas irregulares  con partículas muy grandes y muchas extremadamente finas. Esto da como resultado una extracción irregular, dando lugar a un café con un amargor y acidez desagradable¡ que perjudica claramente al sabor del café que estas utilizando. Además, la falta de uniformidad en las partículas del café molido hace que los cafés varíen de una taza a otra.

A continuación te explicamos los pasos a seguir, dependiendo de la cafetera que hayas escogido, para que puedas sacar el máximo de provecho a tu café.

 

Cafetera de Émbolo

Utilizar una cafetera de émbolo o prensa francesa es la forma más sencilla para preparar un café en casa. El resultado es un café muy sabroso, denso con buen cuerpo. Para esta cafetera necesitarás moler el café a un punto grueso. Te recomendamos partir de un ratio 1:13 café a agua, lo que significa si usas 455 gramos de agua, necesitarás 35 gramos de café.  Antes de echar el café asegúrate de que la cafetera esté limpia y seca.

A partir de aquí, los pasos a seguir son los siguientes:

embolo

  1. Precalienta la cafetera y las tazas que vayas a usar con agua caliente y luego descarta el agua. 
  2. Añade la cantidad de café deseada en la cafetera.
  3. Vierte el agua a una temperatura de unos 92ºC de manera continua e inicia el tiempo en tu cronómetro. Vierte agua hasta la mita de la jarra. 
  4. Después de que el café haya reposado durante un minuto, remuévelo con una cuchara para que la extracción sea del todo homogénea, además de deshacer la capa que se formó al echar el agua. 
  5. Vierte el resto del agua deseada o hasta completar la capacidad dejando un espacio para la tapa.
  6. Deja  que el café repose durante 3 minutos más, y a los 4 minutos puedes bajar el filtro de manera lenta y controlada hasta la base de la cafetera.
  7. Tu café está listo para tomar. Sírvelo inmediatamente y no dejes nada en la cafetera para evitar sobreextracciones. 

 

Cafetera Italiana

La Cafetera Italiana, también llamada Cafetera Moka, utiliza la presión del agua hirviendo para la extracción, factor que concentra aún más el sabor del café, aunque no llegue a los niveles de un espresso. El punto ideal de molienda para la cafetera italiana ha de ser más bien fino unos 3 puntos más grueso que para espresso, si lo que se quiere es conseguir un café con mucho cuerpo e intensidad. Como siempre, asegúrate de que todas las partes de la cafetera están limpias.  A partir de aquí, los pasos a seguir son los siguientes:

italiana

  1. Precalienta el agua hasta unos 60º C. en una pota o en un calentador de agua eléctrico. Al utilizar agua caliente aceleramos el proceso y nuestra moka pasa menos tiempo expuesta al calor. 
  2. Llena la base de la cafetera con esa agua caliente hasta el nivel exacto de la válvula interior.
  3. Coloca el filtro en el interior de la base y llénalo de café y distribuye de manera homogéna dentro de todo el cacillo.  Si el café ha sido molido a un punto de molienda correcto, no debes prensar o presionar el café.
  4. Enrosca las dos partes de la cafetera y colócala en la estufa a un fuego medio y deja la tapa abierta para ver la evolución de la extracción. 
  5.  El café deberá salir despacio con un color marrón rojizo al inicio creando un poco de crema, luego más oscuro y con un flujo constante. Cuando el color empieza a clarear y aparecen burbujas, cierra la tapa, retira la cafetera del fuego y apaga. 
  6. Revuelve el café con una cuchara y sirve. Disfruta. 

 

Cafetera de Filtro

La cafetera de filtro  o cafetera Melitta o eléctrica produce un café de cuerpo medio-suave y es una forma sencilla de preparar tu café. El problema que le encontramos a esta cafetera es que te deja muy poco margen de maniobra para poder ejercer algún tipo de variación a la hora de hacer la infusión, como la forma en que cae el agua en el café y la temperatura de la misma. El punto de molienda para esta cafetera ha de ser de medio. A partir de aquí, los pasos a seguir son los siguientes:

filtro

  1. Coloca el filtro de papel en su lugar correspondiente y empápalo con agua caliente para eliminar cualquier sabor negativo que pueda estar adherido al mismo.
  2.  Una vez que se haya eliminado toda el agua del filtro, añade el café molido a razón de 1 gramo de café por 15 gramos de agua (este ratio lo puede variar a tu propio gusto).
  3. Rellena el depósito de agua con la cantidad correspondiente al café utilizado.
  4. Enciende la cafetera y espera a que el agua alcance la temperatura para que en ese momento empiece a caer sobre el café molido.
  5. Espera a que toda el agua del depósito pase a través del café molido y en ese momento retira la jarra del plato caliente. Si dejas la jarra sobre esa superficie caliente puedes provocar que el agua empiece a evaporarse y acelerar la aparción de ácidos quínicos con la consiguiente aparición de notas astringentes y amargas. Si lo que quieres es mantener el café caliente durante un periodo largo de tiempo, entonces es mejor meter el café en un termo.
  6. Tu café está listo para tomar.

 

Cafetera Express Doméstica

La cafetera express, prepara un café tipo espresso, con mucho cuerpo y concentrado. Un espresso perfecto tendría que tener unos 30 ml. de agua, un tiempo de erogación de unos 25-30 segundos y una crema de color avellana de unos 2-3 milímetros de grosor. El punto de molienda para esta cafetera ha de ser fino.

Estos son los pasos a seguir para sacarle el mayor partido a esta cafetera:

espresso

  1. Saca el porta del grupo y limpia el cacillo de restos de café que hayan podido quedar de una extracción anterior.
  2. Rellena el cacillo con una cucharada de café(7-8grs.) por taza.
  3. Presiona el café ligeramente con el prensador o tamper para obtener una pastilla uniforme de café.
  4. Antes de poner el mando de nuevo en el grupo, aprieta el botón del café y deja correr un poco de agua a través de la ducha para limpiar restos de cafés anteriores. Coloca el  mando muy bien asegurado y prepara tu café.
  5. Recuerda que el flujo de café debería de ser continuo y controlado y con la forma de una cola de ratón, la erogación no debería de superar de 30 segundos, ya que a partir de ese tiempo el café sólo nos aportará astringencias y amargor, provocando una sobreextracción. 

 

Cafetera V-60 o de filtro manual

La cafetera v-60 se ha puesto muy de moda en los últimos tiempos entre los amantes del café y poco a poco se va introduciendo en España. Lo que diferencia a este sistema de la clásica cafetera eléctrica de filtro que nombramos anteriormente es que podemos controlar el flujo del agua sobre el café, lo que nos ayudará a conseguir una mejor extracción y un café con un mejor claridad. El punto de molienda para esta cafetera ha de ser de medio y utilizar un ratio 1:16, lo que sería preparar 320 gramos de agua con 20 gramos de café.  A partir de aquí, los pasos a seguir son los siguientes:

v60

  1. Coloca el filtro de papel  en  la parte superior y empápalo con agua caliente para eliminar cualquier sabor negativo que pueda estar adherido al mismo y precalentar la cafetera o jarra inferior.
  2. Luego desecha el agua utilizada para precalentar y añade el café de manera uniforme.
  3. A continuación y de forma lenta, vierte agua caliente a unos 92 grados en el centro del  café cerca del doble de cantidad de agua del peso del café, unos 40 gr de agua para 20 gr de café. Déjalo reposar y realizar el "bloom" o salida de gases durante 30-40 segundos. 
  4.  Luego sigue virtiendo agua de forma lenta y con movimientos circulares desde el centro hacia fuera hasta que alcances las cantidad deseada. 
  5. Una vez que hayas conseguido los 320gr o cantidad deseada, retira la parte superior y sirve con tu jarra. Tu café ya está listo para tomar. Disfruta! 

 

Cafetera Aeropress

La cafetera aeropress es una de las últimas cafeteras en llegar al mercado, sin lugar a duda muy llamativa e inusual por su forma, creada en 2005 por Alan Adler, una cafetera portable, accesible, durable y muy fácil de limpiar. La Aeropress combina dos métodos de preparación, en uno inicio realiza una infusión como la cafetera de émbolo y luego pasa por un filtro al que aplicamos presión manual.  El café a utilizar tendrá un punto de molienda fino utilizando un ratio de 1:13, lo cual sería utilzar 15 gramos de café por 195 gramos de agua. 

A partir de aquí, los pasos a seguir son los siguientes (hay 2 fromas de preparar el café en la Aeropress. La que aquí te explicamos es la forma "invertida", que para nosotros es la más práctica y eficaz). En cuanto a los tiempos de extracción y ratios agua-café, hay un monton vaiantes, tanto que hay hasta un campeonato mundial de Aeropress  aquí te damos uno que es un buen punto de partida:

aeropress

  1. Coloca el filtro de papel en el disco de plástico perforado y apóyalo sobre la taza de café. A continuación, vierte agua caliente para eliminar cualquier sabor negativo del filtro y para precalentar la taza que vas a usar para tomar tu café. Cuando haya pasado toda el agua, vacíala y ya tendrás el filtro y la taza preparada.
  2. Introduce el tubo con la parte de caucho negra dentro del cilindro de elaboración del café,  apóyalo sobre una base firme (los números deben leerse al revés). 
  3. Añade el café molido en el cilindro de preparación (para asegurarte de que todo el café cae dentro del cilindro utiliza el embudo de plástico que trae para ese fin). Retira el embudo y vierte el agua caliente hasta la mitad, a continuación remuévelo durante unos 10 segundos para que todo el café se empape de forma homogenea luego vierte el resto del agua hasta la cantidad deseada. Deja un espacio de aire para colocar el filtro.
  4. Después de que el café haya reposado durante 1 minuto, coloca fijamente el filtro. 
  5. A continuación agarra la Aeropress y dándole la vuelta la apoyas sobre la taza de café o jarra. Un vez esté bien estabilizada  presiona el tubo superior lentamente hacia abajo para que empiece la extracción del café, hasta que haya filtrado todo el agua.  
  6. Retira la Aeropress y tu café está listo para tomar. Disfruta!

 

Cafetera Sifón

La cafetera Siphon, también llamada Cafetera Kona, está compuesta por dos balones de vidrio. El superior, donde se deposita el café molido, está abierto por su parte alta y tiene un tubo que se conecta con la parte inferior, creando un vacío. En la parte inferior, sujetada por un soporte se coloca el agua a la que se aplicará calor con una fuente externa (fuego directo o vitro-cerámica). Una vez el agua localizada en el balón inferior alcanza la temperatura ideal, cerca del punto de ebullición,el vapor atrapado que se genera empuja el agua hacia la parte superior a través del tubo y aquí se realiza la infusión del café molido.Una vez retirada la fuente de calor, cuando el vapor de agua enfría, el café vuelve al balón inferior, pasando a través de un filtro ubicado en la parte superior. El punto de molienda para esta cafetera ha de ser intermedio (ni muy fino ni muy grueso). Como siempre, asegúrate de que todas las partes de la cafetera están limpias. A partir de aquí, los pasos a seguir son los siguientes: 

sifon

  1. Coloca el filtro en la entrada del tubo del balón superior, tirando de la cadena para asegurar una correcta colocación.
  2. Vierta agua precalentada en el balón inferior y a continuación aplícale la fuente de calor correspondiente a máxima potencia.
  3. Coloca la parte superior sobre el baloón inferior, sin cerrar o presionar  para no crear el vacío. 
  4. En cuanto el agua empiece a hervir, coloca el tubo del balón superior dentro del balón inferior, ajústalo y espera a que el agua suba al balón superior.
  5. Baja la temperatura del agua regulando la llama o vitrocerámica, al inicio las burbujas serán grandes, cuando estas sean pequeñas, puedes colocar el café (recomendamos un ratio 1:13, utiliza 20 gramos de café para 260 ml. de agua) y asegúrate de que el café se empapa con el agua removiendolo con una espátula de madera.
  6. Se formará una costra en la parte superior; espera unos 30 segundos y remueve el café de nuevo. Espera otros 30 segundos. 
  7. Retira la fuente de calor y empieza a remover en círculos el café a medida que desciende al balón inferior.
  8. Una vez haya descendido toda el agua, tu café está listo para tomar. Disfruta! 

 

 

Chemex

Una de las cafeteras más elegantes desde su diseño original creada en 1941 en Alemania. Diseñada en cristal con un cuello de madera y un cordón de cuero. Creada para elaborar un café de filtro e ideal para servir luego directamente a la taza y compartir. El punto de molienda deberá ser medio, un punto más grueso pero muy similar a un cono de cerámica o una cafetera de filtro eléctrica.  Te recomendamos partir de un ratio 1:15, para 40 gramos de café necesitarás 600 gramos de agua.  A partir de aquí, los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Coloca el filtro de papel  en  la parte superior y empápalo con agua caliente para eliminar cualquier sabor negativo que pueda estar adherido al mismo y para precalentar la cafetera.
  2. Vierte el café en el centro del cono, de manera que quede una cama de café homogénea.
  3. A continuación y de forma lenta, vierte agua caliente (a unos 92 grados) en el centro del café, más o menos el doble de cantidad de agua que el peso de café, es decir, unos 80 gr de agua por 40 gr de café. Déjalo reposar y realizar el "bloom" o salida de gases durante 30-40 segundos.
  4. Luego sigue virtiendo agua de forma lenta y con movimientos circulares desde el centro hacia fuera hasta que alcances las cantidad deseada.
  5. Una vez que hayas conseguido la cantidad deseada, retira la parte superior y sirve con tu Chemex directo a la taza. Tu café ya está listo para tomar. ¡Disfruta! 
  • Cafés Siboney en Facebook
  • Cafés Siboney en Instagram
  • Cafés Siboney en Youtube
Cafés Siboney

Cafés Siboney - Pol. Agrela, Pasteur, 14 - 15008 (A Coruña)   t. 981 274 012   f. 981 278 861
Café & Boutique Siboney - Rua Nueva, 28 - 15003 (A Coruña)   t. 981 227 836
Café & Boutique Siboney - Calle Ferrol, 14 - 15004 (A Coruña)   t. 881 899 142